Durante los últimos 25 años, hemos disfrutado la visita de miles de viajeros del mundo, que soñaban conocer la Patagonia.

Nuestros abuelos pioneros, también lo soñaron, pero nunca imaginaron estar dejando a sus biznietos, un lugar maravilloso para crecer.

Pasaron muchos años desde la llegada a Calafate, de María Cruz y Jerónimo Berberena, que en 1915 dejaron definitivamente su España natal para poblar la Patagonia.

Nos dejaron un gran legado, que poco a poco transformamos en nuestro mayor desafío, trabajar para que cada viaje, como el de Ellos sea un sueño hecho realidad.

El Calafate es la puerta de entrada  a un parque nacional con Glaciares que se pueden sentir desde una cercanía inimaginable; lagos característicos por el color de sus aguas y un macizo montañoso que es el objetivo de andinistas de todo el mundo.

La Unesco protege este lugar como Patrimonio de la Humanidad.

Nuestra tarea es convertir estos lugares en experiencias inolvidables.

Caminar, navegar, pescar, cabalgar, remar, trepar, contemplar, meditar, son solo algunas de las tantas actividades que ofrecemos.

Diseñamos pensando cada detalle, y nos preocupamos en alcanzar un nivel de servicio que pueda verse reflejado en nuestro Libro de viajeros, un espacio en el que se pueden compartir experiencias del viaje.

Somos pioneros en la organización de viajes corporativos, donde encontramos la oportunidad de generar buenos recuerdos. Proponemos compartir en equipo la experiencia de la naturaleza y la magia de encontrar ese detalle pensado para Ellos.

Alianzas estrategias se reflejan en innovadoras propuestas a quienes nos confían su proyecto.

Visit Patagonia. Creadores de EXPERIENCIAS INOLVIDABLES.

Para tener un contacto mas cercano con nuestros clientes, contamos con una OFICINA COMERCIAL en la Ciudad de Buenos Aires, donde un equipo de profesionales nos acompaña en el área de Promoción, Ventas, Reservas y Administración.

En El Calafate nuestra OFICINA RECEPTIVA, pone en marcha el desafio de quienes han puesto su proyecto en nuestras manos.

Excursiones tradicionales y viajes a medida son posibles gracias al trabajo personalizado de un equipo de colaboradores dispuesto a trabajar en detalle para transformar cada lugar, cada momento, en una experiencia inolvidable.

El Calafate

Durante muchos años la conectividad de El Calafate con el mundo parecía difícil. Sin embargo, la geografía lo ubica en los 50° 20’ de latitud sur, coordenadas equivalentes a las de las ciudades de Frankfurt o Londres en el hemisferio norte. ¿Podríamos pensar que estas ciudades son sitios inaccesibles?
Aquellos tiempos quedaron atrás. Actualmente, un Aeropuerto Internacional (Armando Tola) asegura la posibilidad de llegar durante todo el año en vuelos de línea regular, que refuerzan su frecuencia entre Octubre y Abril, meses en los que se extiende la temporada alta.
Recostada sobre la margen sur del Lago Argentino, El Calafate goza de un buen clima. El agua del lago eleva la temperatura media, mientras las suaves laderas al sur funcionan como una protección natural. Esa ubicación geográfica determina un clima benigno.
En esta pequeña ciudad se registran apenas 300 milímetros anuales de precipitaciones, gran parte de ellas en forma de nieve, lo que asegura gran cantidad de días con cielo diáfano, sin nubes.

A 200 metros sobre el nivel del mar, el frío no es intenso y la temperatura es agradable, sobre todo en verano. En general, las mañanas y los atardeceres son muy calmos, pero en algún momento del día se siente la presencia del viento patagónico, especialmente entre noviembre y febrero.
Los días suelen ser particularmente extensos en verano. El día más largo es el 21 de Diciembre: amanece a las 05.00hs y oscurece a las 23.00hs. En cambio, durante el invierno las noches son muy largas. El día más corto del año es el 21 de junio: amanece a las 09.30hs, oscurece a las 17.30hs y la temperatura media mínima es de -5º C.
Sin embargo, esto no es un obstáculo para visitar glaciares y, si se congela la Bahía Redonda, es posible disfrutar de tardes de patinaje sobre hielo al aire libre. Algunos hoteles permanecen cerrados, por lo que se sugiere realizar las reservas con anticipación.

Cuando la lana, producto de la cría del ganado ovino, se comercializaba en la zona, El Calafate era un parador de carretas. Si bien la villa fue perdiendo protagonismo debido a la caída de los precios internacionales de la lana, en 1938 se produce un giro que beneficia a esta región de la Patagonia: la zona del Campo de Hielo Continental Sur es declarada Parque Nacional. Desde entonces, nos visitan viajeros de todo el mundo, que han ido transformando El Calafate en un centro turístico internacional. El Glaciar Perito Moreno fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, y diversas actividades comenzaron a surgir como alternativas para visitar los glaciares.

(+54) 11 4816-4025
Av. del Libertador Gral. San Martín 1532, El Calafate, Santa Cruz

Contact Us

14 + 12 =